Aprendizajes en mi práctica de Ashtanga Yoga

Aprendizaje:

Se suele definir el Ashtanga Yoga como una forma de Yoga intensa, atlética y dinámica. Esto es verdad en muchos sentidos, aunque el Ashtanga es mucho más que fortalecer  y estirar el cuerpo. Si se practica siendo consciente de la respiración, haciendo uso de los drsti (puntos donde enfocar la mirada) y de los bandhas (cierres energéticos)  es posible desarrollar un sentimiento de consciencia tanto en el cuerpo como en la mente.

“Decía Sri K. Pattabhi Jois que el Ashtanga Yoga es un camino que nos conduce a nuestro espíritu, a nuestra verdadera esencia.”

Conforme fueron pasando los años, esto fue lo que más me interesó, al principio tenía mucha ansiedad por hacer, por conseguir las posturas, estaba más enfocada en lo físico, y si,  mi cuerpo iba ganando elasticidad y fuerza, pero cuando realmente conseguí el cambio, fue cuando esa fuerza y elasticidad estaban en mi mente, ayudadas por la respiración .

Comencé a trabajar la paciencia , los pequeños pasos ya eran logros, tanto físicos como psicológicos y descubrí a través de las asanas a conocerme, a investigar mi interior, a descubrirme.

A partir de ahí mi manera de sentir la práctica y de vivir mi relación con el Yoga dio un giro de 360º.

El sistema de la práctica de Ashtanga Yoga actúa sobre los sistemas profundos y sutiles, ahí descubrí que a veces surgen ciertos recuerdos o experiencias del pasado durante la práctica. Cada experiencia negativa que hemos vivido está alojada en nuestro interior en forma de obstrucción , y , para liberarnos de esas experiencias, debemos dejar que salgan a la superficie una vez más y despedirnos de ellas sana y definitivamente. Así poco a poco sentía como iba sanando, a veces no definitivamente y al paso de un tiempo volvía a descubrir que no estaba solucionado, tal vez de manera más ligera si, pero de nuevo tomas consciencia e investigas, y sanas.

Si se despierta una emoción con una postura, si hay un bloqueo físico o mental, recomiendo pararse y ver, porque el cuerpo nos habla, nos habla de quienes somos, de para que está ese bloqueo.

No pasarlo por alto, solucionar para crecer interiormente, y que nuestra alma se libere.

La práctica es un aprendizaje de por vida, no tiene una fecha límite.

Invito a mis alumn@s a respira, a cuidar la práctica, a tener Fe y amor,  ya que con cada una de esas experiencias enquistadas resuelta, con cada liberación individual, podemos crear más paz y claridad en nuestra mente.  Y si yo estoy bien, aporto esa sanación al resto.

Lokah Samastah Sukhino Bhavantu ( Que todos los seres sean felices y prósperos)

 

loto Nu