Chakras

Los chakras son centros internos de energía, están conectados entre sí desde el centro energético raiz hasta los centros energéticos de frente y coronilla.

Reciben energía vibracional de acuerdo con su emplazamiento y función dentro del cuerpo.

Practicar yoga asana con una mente centrada y una respiración de la calidad adecuada limpia y facilita así el flujo de la energía a través de los chakras y por todo el cuerpo.  Mantener además un estilo de vida yóguico optimiza nuestra fuerza vital.

  • Muladhara (raiz): es la base en la que se origina y desde la que asciende la kundalini. La kundalini es energía que yace latente en la base de la columna vertebral y asciende. Muladhara está radicado en la zona del ano, y está asocieado con el elemento tierra y el cuerpo físico. Desempeña un papel en el flujo descendente de la energía.  Actúa para equilibrar el organismo, aporta al cuerpo energía terrestre, una fuerza calmante, purificadora y energizante del alma.
  • Svadhisthana (sacro): es el origen del yo interior. Es la fuente de la energía creativa y del deseo de placer. Cuando está equilibrado rebosamos de energía creativa. Está cinco centrimetro más arriba de Muladhara y está conectado con el principio de vitalidad del cuerpo. Influenciado por su elemento agua.
  • Manipura (plexo solar): “ciudad de joyas”, trabaja con el elemento del sol, transportando fuego, calor, luz y energía. Radicado entorno al ombligo. Activo, voluntarioso y fuerte.
  • Anahata (corazón): significa intacto, radicado en la columna vertebral detrás del corazón físico y espiritual, centro del sentir o sede de lo divino. Cuando se purifica anahata se libera el ser del egoísmo y de la fluctuación continua de los estados emocionales, se disuelven las delimitaciones, se hace más sonora la voz interior y es inminente un estado regido por la paz y el amor universal.
  • Visuddha (garganta): significa purificador. Funciona a un nivel superior, depura tanto la materia como el espíritu.  Actúa a modo de filtro, purificando lo que ingerimos. Desarrolla la inteligencia de palabra y la claridad de pensamiento, haciéndonos conscientes de lo que decimos y aguzando la capacidad de discernimiento. Está debajo de la garganta. Cuando este elemento está en equilibrio, nuestro espíritu se encuentra libre de exceso de pensamiento.
  • Ajna (tercer ojo): centro del poder psíquico ilimitado. Este es el centro a través del cuál establecemos contacto directo con el saber universal, la luminosidad y la experiencia de sí mismo. Es posible que incluso pueda ser capaz de acceder a sus vidas pasadas. Cuando estás en equilibrio con este chakra el sentimiento de ego como el pensar dualista se disuelven por completo.  La facultad de visión interior se fortalece y es posible la conexión con la energía creativa universal.
  • Sahasrara (corona): es el principal, vibra irradiando luz a todos los chakras inferiores. Libertad espiritual y poderes milagrosos. Conectado con la consciencia superior .

Yo tengo- Yo deseo- Yo puedo- Yo amo- Yo hablo- Yo comprendo- Yo soyVioleta 34 web cuadrado


Categorías: Yoga

Tags:,