Siglo 21: el siglo de las oportunidades

Hoy 14 de Octubre de 2018, en cualquier lugar puede haber una mujer que ha decidido de manera unilateral tener o abortar un hij@. En el siglo 21, el siglo de las oportunidades, el de ser dueña de una misma, el de hacer lo que quieras, como y cuando quieras, el de ser feliz, el de vivir tu vida sin dar explicaciones, una mujer sola ha decidido hoy, tener o abortar un hij@.

¡BIenvenidos al siglo 21!, el siglo en el que podrás ser quien quieras ser, cueste lo que cueste.

¿Que quieres señorita?, tener un hijo, no hay problema, existe la posibilidad de tener un hijo por unos miles de euros, elegimos día y hora, y fecundamos para que usted pueda ser madre.

¿Ah! que no te viene bien tener a su hijo?, no hay problema, lo abortamos o regalamos a otra familia que no pueda tener, puedes aguantar 9 meses con su bebé dentro y luego nos lo das, incluso podemos darle unos miles de euros para que el postparto sea más llevadero, no hay problema.

¿Que no encuentra al amor de su vida?, que tontería, es sencillo, hágase un perfil, ponga una foto guapa, y busque a su hombre ideal, puede elegir sus gustos, profesión, color de ojos, nivel de inteligencia, lugar de residencia…. todo es posible en el siglo de las posibilidades, y si no se ve guapa para su foto de perfil, por unos euritos de nada, la operamos, quitamos arrugas, ponemos pecho, quitamos culo, agrandamos ojos…. que quiere señorita, todo es posible, no se quede sin ser feliz en la vida, o es que no se lo han enseñado: hay que ser feliz sino, ¿ para qué vivimos?.

 

Campañas publicitarias invaden marquesinas, vallas, televisores, radios en éste, el siglo de la mujer libre que puede hacer con su vida lo que quiera sin necesidad de un hombre, porque ¿para qué queremos un hombre?, si podemos hacer lo que queramos solas.

 

Hoy hay una o miles de mujeres alrededor de los 40 años que  no han tenido hijos y, en la soledad de su deseo deciden tener uno de manera artificial, solas, en casos acompañadas de un grupo de mujeres que la arropan y acompañan. También hay un puñado de madres solteras  abandonadas por sus parejas, o que decidieron (porque son mujeres libres) separarse del padre de sus hijos  continuar un camino de crianza en solitario y, también están aquellas que fueron embarazadas en momentos en los que “no debían” y tuvieron que abortar y, cargar con esa pena en silencio.

 

Porque en el siglo de las mujeres libres, existe una sociedad deshumanizada que no habla de las dificultades de éstos procesos, que no cuentan lo frío y solitario de ser fecundadas por una jeringuilla, una y otra vez porque la probabilidad de quedarse embarazada a la primera es complicada, de esas mujeres que piden préstamos para poder remediar una situación que aplazó en el tiempo a la espera de disfrutar y vivir la vida a tope, porque una mujer del siglo 21 es libre, y tener un hijo te ata, y si tu eres una mujer libre y feliz debes aprovechar la vida.

Porque nadie habla de esas mujeres separadas que crían a sus hijos solas con toda la dificultad que conlleva criar a un hijo en una sociedad individual donde el éxito es producir al máximo, trabajar, ganar dinero, y ser feliz, no nos olvidemos, si no eres feliz y gritas a los cuatro vientos esta felicidad en tus redes sociales para que otros envidien tu vida, para que vives.

No olvidemos esos trámites judiciales donde dos personas que decidieron compartir un hijo, se pelean, agreden y mienten, para conseguir ser escuchadas por alguien al que no le interesa tu vida, y quiere deshacerse de esa situación que le está molestando, porque no es felicidad.

¿A quien le interesa una mujer que ha abortado hijos?, las penas mejor guardarlas en secreto, para tus adentros, que no se entere nadie, eso no es bonito, y en el siglo de las oportunidades todo se puede remediar y contar el cuento de la manera más linda, para que todos crean que todo está bien, así que maquillate, operate, vístete a la moda, hazte un perfil donde se te vea hermosa, pero eso si, que nadie piense que tu no eres dueña de tu vida porque, en una sociedad mediada, donde todos somos dueños del sistema, tú mujer del siglo 21, eres dueña y libre, que no se te olvide y de paso, grítalo, manifiestate y que todos lo sepan, no vaya a venir un hombre a decirte a ti nada, a ti, mujer fuerte e independiente que no necesita un hombre, porque tú, eres dueña de tu vida, y por eso has decidido maquillarte para tu foto de perfil.

 

En el siglo de las oportunidades hoy, una mujer sola llora por la muerte de un hijo que tuvo que abortar, por el proceso de embarazo que nunca llegó a consumar, por la soledad en casa con su hijo que  debe de criar.

 

En el siglo de las oportunidades la mujer sigue sufriendo, luchando y aprendiendo, al igual que el hombre, a vivir una vida que no siempre podemos elegir porque las profundidades del ser, no se compran, ni se venden, se sienten y se experimentan en la soledad de tu intimidad.no es no


Categorías: Violeta Sarasola

Tags: