Yoga para embarazadas

El yoga no solo nos sirve para mantenernos en forma durante el embarazo, sino que también ayuda a calmar nuestros miedos e inseguridades, y hacer que estar embarazadas sea una etapa maravillosa.

Tras mi experiencia como madre surgió en mí un intenso impulso de compartir los enormes beneficios que me proporcionó el yoga durante el embarazo. Acompañar a las futuras madres embarazadas es una de las actividades que más me entusiasman.

Yoga para embarazadas

Las diferentes posturas, llamadas asanas, nos permiten hacer ejercicio al mismo tiempo que controlamos nuestra respiración y equilibrio. Practicar yoga embarazadas, mejora la circulación sanguínea y disminuye la posibilidad de retención de líquidos. El estiramiento de los músculos alivia los dolores y se mejora la postura, reduciendo los dolores de espalda, especialmente los relacionados con el nervio ciático.

Además la práctica no solo significa bienestar en esos nueve meses, sino durante el parto y a posteriori, ya que la flexibilidad alcanzada nos permitirá dar a luz en mejores condiciones.

En el plano espiritual, el yoga se convierte en un ejercicio de control e introspección que realza el vínculo físico y afectivo con el bebé. Permite alcanzar una plenitud y armonía durante y después del embarazo, recuperándose rápidamente la figura.

Actualmente las clases de Yoga para embarazadas, son impartidas por:

gabriela litschi yoga bebe

Gabriela Litschi.

Soy chilena y vivo hace 10 años en Málaga.

En la Universidad de Málaga cursé el grado en Terapia Ocupacional. Posteriormente me formé en el Instituto Europeo de Yoga (IEY) como instructora de yoga.

Para mi el yoga significó un cambio de vida.

Lo conocí buscando trabajar mi cuerpo, pero con el paso del tiempo descubrí que también mi mente y mi calidad de vida se beneficiaban de esta práctica.

Actualmente imparto talleres y clases de yoga a mujeres embarazadas, mamás con bebés y niños.

También asesoro a mujeres durante los meses de gestación y postparto, entendiendo que el proceso de maternidad representa un cambio significativo en nuestra vida y merece ser cuidado.

La base de mis clases es conocer el cuerpo y la mente a través del movimiento y la respiración.

Encontrar las limitaciones y aceptarlas, dejando de forzar y permitiéndonos aprender cada día desde el amor propio, la confianza y el autoconocimiento.

Para mi, dar clases de yoga significa vivir mi pasión y compartirla con los demás.

Actualmente imparto clases y talleres de yoga en Málaga, comparto regularmente información en mi blog NaturayTerapia.com y también  través de mi libro “Mami, ¿hacemos yoga?” una guía práctica para hacer yoga en casa en el postparto.

Puedes conocerla más en: