Día del yoga y vida yogui

Día del yoga y como llevar una vida yogui:

 

Llevar una vida yogui implica no solo hacer yoga, sino conectar contigo mismo, perfeccionarte y llevar una vida acorde con lo que quieres y eres.

Todos en algún momento de nuestra vida, nos paramos con más curiosidad a mirarnos hacia dentro, a preguntarnos y observar que pasa en nuestra vida presente, a ajustar o restructurar nuestro camino, y la práctica de yoga es una herramienta maravillosa para esto, para ayudarnos a entender, o para revelarnos que queremos, para afianzar o modificar lo que existe y hay.

 

Los antiguos yoguis y sabios de la India siempre se han basado en verlo como un estilo de vida y una disciplina personal que permite desconectarse del sufrimiento, del dolor y la limitación, y conectarse con la felicidad, la creatividad, el equilibrio y la belleza.

Es por ello que te ayuda a desarrollar la capacidad de observar y poner atención, reconocer cosas que antes no veías porque no te tomabas el tiempo o no estabas en ese lugar de observador. Al poder observarlas y reconocerlas, tienes las posibilidades para cambiarlas, mejorarlas o eliminarlas de tu vida: es la manera en la que puedes empezar a mejorar algunos aspectos de tu vida, siendo consciente, y ocupándote desde la calma y paciencia.

Yogui, significado:

Literalmente, yogui es el practicante de yoga. ​En sánscrito, yogi hace referencia al practicante masculino; mientras que para la mujer se ha adaptado del sánscrito el término yogini.

YOGI/YOGIN: practicante de yoga (m.) | YOGINI: practicante de yoga (f.)

¿Qué es un yogui?

Persona que se ocupa de cuidar:

  • Cuerpo físico.
  • Mente.
  • Emociones.
  • Espiritualidad.

Filosofía del yoga

El raja yoga, también conocido como ashtanga yoga, se organiza en ocho partes:

  • Yama o autocontrol.
  • Niyama o disciplina.
  • Asana o ejercicios físicos.
  • Pranayama o ejercicios de respiración.
  • Pratyahara o retirada de los sentidos de los objetos externos.
  • Dharana o concentración.
  • Dhyana o meditación.
  • Samadhi o realización completa.

Un camino que nos ayuda a trabajar y poner atención en: autocontrol, la paz interior, la claridad y la realización.

Llevar una vida yogui o ser un yogui nada tiene que ver con qué ropa lleves, de dónde provengas, cuántas horas practicas, cuales son tus gustos o aficiones. Pero si consiste en poner atención y trabajar: cuerpo físico, mente, emociones y espiritualidad.

No practicar la violencia significa hacer el bien sin perjudicar a los demás, pero también mostrar respeto por nosotros mismos y no herirnos.

Si, por ejemplo, uno de estos cuatro aspectos no está equilibrado, no se consigue armonía ni bienestar.

Normalmente, en la sociedad actual la mente, está saturada y dañada por tantas obligaciones, frustraciones y tantas cosas más que no nos dejan descansar. Y es la mente la que nos puede ayudar a cambiar, pero para ello también hay que darle espacio y silenciarla en casos, cuidarla de mensajes sanadores, y dejarla trabajar libre.

 

Los yoguis en la actualidad, o en la sociedad occidental:

Somos personas que estamos integradas, que podemos dedicar nuestra vida a realizarnos, pero sin apartarnos de la vida en sociedad. 

Cada persona puede ver de que manera puede ir adaptándose a esta forma de vida e integrarla en su vida actual, aunque es probable que con el tiempo muchas cosas de la vida actual, vayan modificándose de manera natural para mejor.

 

Propuestas para integrar el yoga en la vida cotidiana:

  • Madrugar: empezar con una práctica de yoga o meditación antes de trabajar. 
  • Moverse: desbloquear el cuerpo físico con movimientos de posturas y con ayuda de la respiración consciente.
  • Limpiarse: mantener higiene física, mental y emocional. 
  • Hidratarse: mantener tu cuerpo hidratado en todo momento.
  • Respirar: ve a lugares donde puedas tomar aire fresco, contemplar la naturaleza o disfrutar del calor del sol o de la calma de la lluvia, baños en el mar, paseos en la montaña, conectar con la naturaleza pura y limpia.
  • Trabajar: si, pero que no sea lo único que haces y si, debes cuidarte, el trabajo es una herramienta para vivir en sociedad, pero debe inspirarte, sentir que lo que haces es bueno para ti y para el resto.
  • Disfrutar: tomarte tiempos del día para ti, o para compartir con las personas que te nutren y acompañan porque las eliges de manera consciente. Ir a lugares que te hacen sentir felicidad, que te sacan una sonrisa, que te hacen pensar, donde puedes dar y recibir amor.
  • Reflexionar: es bueno poner atención, por lo que es recomendable reflexionar sobre tu día, sobre las cosas que ocurren y están en tu presente, las elecciones o decisiones que tomamos, lo que necesitamos o queremos para sentirnos en paz, cuando apagamos la luz cada noche, sentir que has hecho todo lo que estaba en ti para estar bien, y que el resto también, es un regalo.

Por lo que podéis ver hay muchas manera de vivir yoga, es toda una experiencia, y puede pasar que algunos a lo mejor no practiquen asanas pero si puedn practicar una vida yogui, porque como os he contado, yoga es mucho más que hacer “sirsasana”, yoga es cuidarte, cuidar a los demás y el entorno.

 

 

Gracias, Viole.

 

IMG_20180805_220540_751

 


Categorías: Ashtanga, Vinyasa Flow

Tags: